En la mañana de hoy tras desayunar en lo alto del hotel Rica Forum nos acercamos al centro de Stavanger, para recorrer la ciudad a nuestro ritmo, ir de tiendas, etc…

Fuimos al puerto de Stavanger donde estaba atracado el espectacular Navigator of the Seas, uno de los barcos de cruceros más grandes del mundo, espectacular por fuera por sus dimensiones y formas, y por dentro debe serlo también tras ver un poco de información. Eso sí, yo no me imagino más de un par de días a bordo de un barco así.

04_-_escandinavia_viaje_grafiti_stavanger_urbano 07_-_escandinavia_viaje_grafiti_stavanger_urbano 13_-_escandinavia_viaje_stavanger_urbano 18_-_barco_escandinavia_viaje_stavanger 21_-_barco_escandinavia_viaje_stavanger

16_-_escandinavia_viaje_panoramica_puerto_stavanger_barco

De allí seguimos paseando por el puerto, pasamos junto al museo del petróleo donde no nos llamo mucho la atención entrar. Seguimos viendo algunos barrios de la ciudad y tiendas para volver al parque donde estaba el resto de compañeros del grupo esperando el autobús que nos llevaría de nuevo al hotel para comer.

24_-_escandinavia_viaje_lago_parque_stavanger_urbano 26_-_escandinavia_viaje_fauna_gaviota_lago_parque_stavanger 28_-_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_stavanger_urbano

Tras la comida nos fuimos hacia Preikestolhytta, desde donde hay numerosas rutas de senderismo, entre ellas la que lleva hasta «el Pulpito» conocido por allí como Preikestolen. Se trata de un cortado espectacular que hay sobre el fiordo de Lyse, un mirador natural cuya forma recuerda a los púlpitos que hay en las iglesias, de ahí su nombre. En su punto más alto es una caída libre directa sobre el fiordo de 604m.

32_-_escandinavia_viaje_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 38_-_escandinavia_viaje_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 39_-_escandinavia_viaje_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo_senal 42_-_escandinavia_viaje_lago_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 44_-_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 54_-_escandinavia_viaje_panoramica_preikestolen_paisaje_montana_fiordo_lyse

Comenzamos la marcha todo el grupo más o menos juntos, algunos con más prisas y otros con más dificultad. Al principio el desnivel era un poco fuerte entre bosques de hayas con algunos pinos y abetos. Después a más altura, se hizo más suave la subida, ahora ya por terreno que hacia pocas semanas estaba cubierto de nieve y donde la vegetación empezaba a surgir. Pasamos junto a un lago y en breve comenzamos a ver el fiordo de Lyse a lo lejos.

48_-_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 52_-_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 59_-_asun_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_montana_preikestolen_pulpito_raul_retrato_sendirismo 61_-_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 68_-_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo

66_-_escandinavia_viaje_panoramica_preikestolen_paisaje_montana_fiordo_lyse
Panoramica del fiordo de Lyse

Tras una revuelta y una fuerte subida final llegamos al Preikestolen. Las vistas eran simplemente espectaculares, de las que te ponen la carne de gallina, contemplando las montañas nevadas al fondo, el fiordo de Lyse imponente allí abajo con el agua azul, y sobre todo la inmensa mole de granito que es el Preikestolen y todos sus alrededores. Tras comer algo y algunas fotos, nos subimos a una zona más alta por encima del Preikestolen desde donde se obtiene mejores vistas y pude hacer mejores fotos.

71_-_escandinavia_viaje_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 76_-_escandinavia_viaje_lago_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 78_-_escandinavia_viaje_fiordo_lyse_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo 83_-_escandinavia_viaje_montana_preikestolen_pulpito_sendirismo_senal

Al cabo de un rato, comenzamos a bajar por donde habíamos subido, disfrutando otra vez del paisaje y las vistas hasta que llegamos de nuevo a Preikestolhytta, donde nos esperaba el autobús para irnos a cenar de nuevo al hotel Rica Forum en Stavanger. Esta es otra de las zonas a las que hay que venir con mas tiempo y calma para hacer varias rutas durante varios días. Aunque disfrutamos como enanos nos supo a poco la subida al Preikestolen y mas viendo los parajes que dejábamos allí por explorar, a la próxima.

También te puede interesar

Ir arriba