Llevo todo este mes disfrutando de jornada intensiva en el curro. Muy a pesar de mi jefe es una gran ventaja trabajar de 8:00 a 15:00.

  • Menos tiempo en desplazamientos, ya que hay menos tráfico a esas horas puedo coger el coche y ahorrarme casi una hora al día.
  • Más eficacia laboral. Más temprano se trabaja más tranquilo y despejado y se adelanta trabajo. Después a última hora se van terminando asuntos mejor y con menos prisas.
  • Psicológicamente, saber que a las 15:00 te vas a casa y desconectas te hace estar de mejor humor, mas feliz, menos agobiado. Pese a ser mas horas seguidas se llevan mejor y todo esto también repercute en la eficacia en el trabajo.
  • No se trata de hacer horas extras si no de que las horas oficiales de trabajo sean eficaces. Cuando se hacen muchas horas extra en cualquier empresa indica que algo va mal.

Esto me permite hacer siesta, poner al día muchos temas atrasados que tenia por casa, fotografia, cosas que leer, etc… y además puedo salir a entrenar un rato por las tardes o un par de horas de bici por una sierra cercana o un par de horas de senderismo, así puedo ir recuperando algo de forma.

Conclusión, debería estar vigente este tipo de horario para todo el mundo, todos los días laborables del año. Se puede tener vida propia, reducir el estrés y mejorar la vida en general sin que las empresas tengan perdidas, algo que saben hace tiempo en muchos países civilizados de Europa.

Actualización: interesante entrevista a Ignacio Buqueras, Presidente de la Fundación Independiente. No tiene desperdicio

También te puede interesar

Ir arriba