El pasado mes de Julio, como suele ser habitual en el club de montaña Acclivis, se organiza una salida a alguna cumbre de 3000 metros por Sierra Nevada. Este año el objetivo era «El juego de bolos» con 3.018m. sin embargo algunos de nosotros tiramos para el Mulhacen 3482m.

Fuimos llegando por la noche al Albergue Universitario de Sierra Nevada, donde nos esperaban para la cena, sobre las 11 y pico de la noche, un poco tarde pero bueno. A la mañana siguiente tras el desayuno en el albergue, dado que casi todos volvíamos a casa por la tarde-noche y que éramos un grupo grande decidimos coger el autobús que sube por el parque natural hasta Las Posiciones del Veleta (antigua edificación de la guerra civil) y comenzar a andar desde allí.

panoramica sierra nevada
panoramica sierra nevada

Comenzamos a andar a las 8:35 y tras dejar atrás el desvío que sube directo al Veleta (3.392 m) pasamos por el Refugio de la Carigüela (3.205 m.) desde donde ya se veía perfectamente el Mulhacen. Seguimos bajando por la pista entre pedregales, pequeños lagos y algúna que otra mancha de nieve hasta el Refugio de la Caldera (3.050 m.) donde se puede elegir entre la senda y la pista que sube al Mulhacen. Optamos por la senda que nada más comenzar a su izquierda se desvía para ir a la cumbre del Juego de Bolos o bien todo recto por una fuerte pendiente lleva al Mulhacen. Aquí nos separamos y 7 nos fuimos para el Mulhacen y los otros 7 que ya lo habían hecho en varias ocasiones se fueron para el Juego de Bolos.

panoramica cumbre mulhacen
panoramica cumbre mulhacen

Llegamos a la cumbre del Mulhacen y las vistas eran magnificas, divisando toda Sierra Nevada, los valles y cumbres más cercanas. Nos hicimos la foto y bajamos del punto de la cumbre, ya que había cola para subirse y hacerse la foto, la verdad es que había bastante gente, no solo los que vimos subiendo por la senda, si no más gente que viene por la pista, sobre todo los que vienen en bici, choca un poco ver a 3.482m. bicicletas, debe ser duro por el largo recorrido, la pendiente y la altura a la que se está haciendo ejercicio.

Picamos algo y saludamos desde allí arriba al resto de compañeros del club que estaban en el Juego de Bolos, ya que se ven perfectamente una cumbre desde la otra. Nos enfilamos para abajo por la misma senda de subida y llegamos de nuevo al Refugio de la Caldera (3.050 m.) donde nos esperaban algunos compañeros, comimos un poco, echamos algunas fotos a las cabras que se acercaban en busca de comida y seguimos de vuelta por donde habíamos venido esa mañana.

01_-_albergue_universitario_paisaje_raul_sierra_nevada_veleta 03_-_paisaje_sierra_nevada_veleta 05_-_paisaje_senyal_sierra_nevada 06_-_acclivis_paisaje_sierra_nevada 19_-_mulhacen_paisaje_sierra_nevada 19_-_mulhacen_paisaje_sierra_nevada 18_-_sierra_nevada_mulhacen_panoramica_paisaje_veleta 25_-_la_caldera_regfugio_sierra_nevada 30_-_acclivis_asun_cumbre_luis_mulhacen_raul_retrato_sierra_nevada 31_-_mulhacen_paisaje_sierra_nevada 33_-_cumbre_mulhacen_retrato_sierra_nevada 34_-_cumbre_mulhacen_retrato_sierra_nevada 49_-_cabra_fauna_sierra_nevada 36_-_flor_flora_sierra_nevada 40_-_cabra_fauna_la_caldera_refugio_sierra_nevada

Al volver hacia donde estaba la parada de autobús, algunos compañeros que se adelantaron lo cogieron a tiempo y bajaron con él a la hora acordada, pero el resto del grupo íbamos algo más atrás y el autobús no se espero 5 minutos a que llegáramos y se marcho hasta el Albergue Universitario desde donde sale. Nos toco esperarlo 45 minutos hasta que volvió en otro viaje, ya el ultimo del día, volvimos al albergue donde teníamos los coches ya bastante mas tarde de lo previsto. La vuelta hasta Crevillent donde dormimos, se nos hizo larga, después de tantas horas en pie, conducir tantos kilómetros por la noche no es nada aconsejable.

El Mulhacen 3.482m. es un pico sin ninguna dificultad técnica, tan solo algo de pedregal en algún tramo de la senda de subida, lo que sí que exige es estar acostumbrado a andar y algo de fondo, ya que son bastantes horas. El paisaje en verano tiene su encanto, todo tierra y roca pelada, sin apenas vegetación y hoy en día con tan solo alguna mancha de nieve en alguna cara norte, yo lo veo como una prueba psicológica y de resistencia. En invierno no he ido aun pero es otro mundo diferente al estar todo nevado, habrá que poner fecha en la agenda.

También te puede interesar

Ir arriba