Subida al Peñarroya 2021m. en la sierra de Gudar

El pasado día de Nochebuena por la mañana, aprovechando el buen día que salió y las importantes nevadas de la semana anterior nos acercamos a la sierra de Gudar, que la tenemos a poco mas de 1 hora de casa, sobre todo ahora que esta la autovía a Teruel terminada.

Ya por la carretera, conforme íbamos llegando, vimos la cantidad de nieve caída por la zona, espesores de más de 1 metro en los ventisqueros, casi 50cm como mínimo en el resto. El panorama de campos, el valle, el pueblo de Valdelinares, la carga de nieve en las ramas de los arboles… todo era impresionante.

pino nevado gudar

Pino nevado en la sierra de Gudar

Dejamos el coche en la entrada de la pista que sube al Peñarroya en la cantera de “La Gitana”, tan solo unos metros que estaban algo limpios de nieve. Comenzamos a seguir la pista forestal, viendo el magnífico paisaje nevado cada vez desde más altura y poco a poco internándonos en zona de bosque más cerrado. Llegamos al cruce de pistas que sube a la cumbre siguiendo las indicaciones y las huellas de los todoterrenos que ya habían abierto huella en la pista durante el domingo anterior.

01_-_el_hornillo_nieve_paisaje_montanya 04_-_paisaje_montanya_valdelinares 06_-_asun_nieve_paisaje_montanya_penyarroya 11_-_arbol_nevado_hielo_nieve_penyarroya 16_-_nieve_paisaje_montanya_penyarroya 19_-_nieve_penyarroya 25_-_asun_penyarroya 31_-_hielo_penyarroya 42_-_hielo_paisaje_montanya_penyarroya 47_-_nieve_paisaje_montanya_penyarroya

En cosa de una hora y pico llegamos a la cumbre, donde disfrutamos de las vistas desde la torre que hay allí montada y comimos en una zona habilitada que hay allí arriba. Poco después volvimos a bajar por donde subimos hasta llegar de nuevo al coche.

A la vuelta pasamos por la estación de esquí de Valdelinares, que estaba solo a unos 4 Km y nos venía mejor volver por esa carretera. Además de ver el espanto anti-montaña y anti-ecológico de cientos de personas por allí, coches, la música que tenían puesta en la estación, sensación de centro comercial, etc… aproveche para probar la cámara nueva en fotografía deportiva, bajándome por el bosque hasta el final de las pistas donde fotografiar a los esquiadores que bajaban más rápido. Tras las pruebas con resultados mediocres y haber aprendido detalles nuevos, nos fuimos para casa pronto ya que nos esperaban para la cena de Nochebuena.

El Peñarroya es una cumbre fácil, sencilla, tranquila, suave, para hacer por cualquiera un domingo por la mañana con los niños. Sin embargo con nieve la cosa cambia, sobre todo con el espesor que teníamos y más aun si no se utiliza la huella abierta en la pista. La verdad es que disfrutamos, lástima que no fuera más largo el recorrido y no tener más horas ese día.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay puntuaciones)
Loading...

2 Respuestas

  1. Joana dice:

    Eso sí que son estampas navideñas, que bonitas!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest