Salto del pastor Canario

Hace poco me llego un correo muy interesante de Tomas Ramos, hablándome del Salto del Pastor Canario, una técnica-tradición totalmente desconocida para mi y que están recuperando en los últimos años. Me ha parecido muy interesante su aplicación al senderismo y la montaña.

Siempre me han gustado los deportes, pues son mi profesión (profesor de E.F) y especialmente de montaña. Hace unos 20 años (ahora tengo 49) descubrí a un grupo de personas en canarias que estaban intentando rescatar de su posible desaparición una antiquísima técnica de desplazamiento por el monte de los pastores canarios de alta montaña. Lo bautizaron “salto del pastor canario”.

Usan unos largos bastones de entre 2,5 a 4 metros (según dificultad del terreno) para desplazarse a campo través de forma rapidísima y segura, y con mínimo desgaste físico. Comencé a practicarlo y estudiarlo desde un punto de vista físico-deportivo, y me he quedado asombrado de sus posibilidades en la montaña. Hoy en Canarias este antiguo uso pastoril se ha convertido en deporte tradicional federado no competitivo, y hay unos mil practicantes. Un servidor ha comenzado a salir en los últimos años fuera de Canarias a ver qué tal se adapta a otros terrenos. He estado haciendo “salto del pastor” en Euskadi, Pirineo de Huesca y Lérida, etc. El pasado año bajé de Taillon a través del todo del valle de Ordessa, a campo través, con esta técnica, en poco más de 4 horas y, repito, con poco desgaste físico gracias a esta técnica.

Creo sinceramente que es hora que los aficionados a la montaña de España comiencen a conocer esta técnica genial y utilísima. Ya en youtube.com se han comenzado a colgar vídeos de este deporte, para darlo a conocer fuera de Canarias. Además, el programa internacional de TV DISCOVERY CHANNEL ha ido a la isla de La Palma, al parque Nacional de La Caldera de Taburiente, a hacer un reportaje sobre esta técnica, aunque sólo ha sido emitido en países de habla anglosajona y francesa.

SALTO DEL PASTOR CANARIO

ORÍGENES

Parece ser que la técnica del Salto del Pastor viene de los aborígenes canarios, conocidos popularmente como guanches (aunque este nombre era sólo de los de Tenerife, porque en las distintas islas eran auaritas, bimbaches, etc.). Se han encontrado en yacimientos arqueológicos varas largas pulimentadas y con un cuerno  enderezado al fuego y engastado como punta, que se supone que eran para desplazarse con esta técnica. Además, los primeros cronistas de la conquista hablan con asombro de la facilidad de desplazamiento de los aborígenes a través de difíciles riscos y barrancos ayudándose de largas varas.

¿Cómo surgió esta técnica peculiar y por qué? Lo lógico es suponer que, cuando dos mil años antes de Cristo, ciertas tribus bereberes de las montañas del Atlas norteafricano llegaron a Canarias, tuvieron que adaptar su tradicional ocupación, la ganadería de cabras, al nuevo territorio. El terreno volcánico en general, y el canario en particular, es poco sólido, quebradizo, difícil de caminar cuando el desnivel es fuerte porque las técnicas de trepa, usando manos y pies, no se adaptan bien. Por tanto, con rebaños de cabras que son muy propensas a meterse en los riscos y acantilados más difíciles, la vida del pastor recién llegado era complicada. Por tanto, tuvo que adaptarse. Todos los pastores del mundo han usado tradicionalmente diferentes tipos de bastones para ayudarse en sus caminatas por el monte (lo cual hemos adoptado los senderistas), y es de suponer que el salto del pastor surgió introduciendo progresivamente cambios en  estos bastones. Y estos cambios, tremendamente sencillos y a la vez geniales, fueron los  siguientes:

Primero, el bastón fue pulido para lograr que las manos se deslizaran a través de él. Ya el palo no se agarraba en un punto que servía de empuñadura, sino que la mano se deslizaba arriba y abajo del palo durante el desplazamiento del cuerpo al andar, manteniendo los brazos y manos siempre en la misma posición corporal, pudiendo así hacer más presión y logrando mantener el centro de gravedad corporal más bajo (lo cual incrementa la estabilidad).

Segundo, el palo adoptaba un grosor de menos a más, de arriba hacia abajo, lo cual facilitaba la frenada al deslizar la mano.

Tercera, el centro de gravedad del cuerpo pasa de apoyarse sobre las piernas del caminante, a sustentarse sobre el palo. Es decir, ya el pastor no camina sobre sus pies y se ayuda de un palo, sino que camina con el palo y se ayuda de los pies. Este cambio fue fundamental, pues supone descansar muchísimo el esfuerzo de las piernas, especialmente en los descensos muy pronunciados. Para lograr este cambio de posición del centro de gravedad corporal fue necesario adoptar una postura más “echada palánte”, sobre la vara, y sujetarla con ambas manos, con las palmas hacia arriba y bien pegada al cuerpo, con el fin de optimizar el rendimiento de esta técnica e impedir caídas peligrosas.

Por tanto, y en perfecta lógica, es de suponer que lo primero que lograron crear los antiguos pastores canarios fue la llamada actualmente “lanza o astia corta“. Es decir, la vara pulimentada que fluctúa desde la estatura del que la usa hasta los dos metros y pico de larga. Se usa para caminar a través de senderos de fuerte desnivel, o peligrosos por tener terreno resbaladizo o  por ser muy estrechos. También puede utilizarse a campo través, sin llegar a dificultades extremas. Es decir, el instrumento ideal para el senderista.

Posteriormente se supone que, ante la necesidad de desplazarse también por terrenos mucho más peligrosos y a campo través, usando la misma técnica, se alargó progresivamente la longitud de esta herramienta, pasándose a la lanza o astia media (2,50 / 3,50 metros) para laderas y barrancos de fuerte desnivel. Con ella se lograba no solo caminar, sino también “saltar”, apoyando su punta en un lugar seguro, brincando al aire y deslizándose por ella. Se ganaba en rapidez y se accedía a lugares más difíciles con  menos esfuerzo y peligro.

Por último, ya para las paredes de mucha verticalidad, se incrementó todavía más la longitud de la lanza (3,50 / 4 metros) adoptándose la técnica de “regatón muerto”: salto al vacío para pasar de un pequeño saliente a otro, frenando la caída mediante el ya mencionado deslizamiento a través del palo.

SITUACION ACTUAL DEL SALTO DEL PASTOR CANARIO  Y RELACIONES CON EL SENDERISMO

Fue a fines de los años 80 cuando comenzaron a formarse pequeños grupos de amantes de la montaña en Canarias que querían lograr la pervivencia de esta técnica de los pastores. Ya en esos tiempos estaba casi en trance de desaparición. Unas décadas antes, en los años 50, habían comenzado a ser expulsados de los montes los pastores de cabras, por la creación de los primeros Parques Nacionales en Canarias (La Caldera, Teide, Garajonay…), y los ganados se iban estabulando en corrales y granjas. Si el pastor ya no estaba en el monte, abandonada su herramienta, la lanza o astia. A principios de los 90 se crean los primeros clubs de salto, y luego se pasa a formar una federación que fue reconocida como deporte autóctono por el gobierno de Canarias.

Evidentemente, estos primeros años fueron de estudio y rescate. Aunque el salto del pastor existía en todas las islas, especialmente en las más montañosas, habían ligeras diferencias en las técnicas de salto, en la forma de construir la lanza o astia, etc. Fue una larga labor de investigación, de entrevistar viejos pastores para conocer sus técnicas, sus vías y rutas en el monte, etc. Hoy, 20 y pico años después, se puede decir que el salto del pastor está salvado, pues hay casi trescientos practicantes asiduos con carnet federado, y posiblemente más de mil que lo usan esporádicamente, con presencia en todas las islas. Ahora, pues, ya podemos comenzar a plantearnos otras dudas…

SALTO DEL PASTOR:

a)- ¿DEPORTE SOLO PARA CANARIAS O INTERNACIONAL?

b)- ¿QUÉ TIPO DE RELACIÓN CON LOS OTROS DEPORTES DE MONTAÑA?

c) ¿TIENE POSIBILIDADES COMO HERRAMIENTA EN NUEVOS TRABAJOS?

a) Con respecto a si debe ser una técnica sólo para usar en Canarias o es extrapolable a otros lugares, varias grupos hemos comenzado tímidamente a salir de Canarias a probar su uso en otros montes. Primero se fue en plan exhibición de deportes minoritarios y autóctonos, como en el Fórum de Barcelona (donde nos fabricaron una pequeña montaña artificial), en un encuentro de culturas pastoriles en los montes de Teruel, en Italia a un encuentro de deportes antiguos de Europa, etc. Y ya luego en excursiones típicamente montañeras. Yo, en concreto, ya he recorrido usando una lanza buena parte de los montes vascos y parte de los Pirineos, acompañando a amigos senderistas de Euskadi: Benasque, Andorra, Ordesa…La conclusión que he sacado es la siguiente: con respecto a la lanza corta, para senderismo, es extrapolable totalmente a cualquier tipo de montaña (sin hielo o nieve) siempre que tenga bastante desnivel en los caminos que se vayan a transitar. Las prestaciones que da la lanza corta son muy superiores a las de cualquier otro tipo de bastón, incluidos los artificiales,  con un solo hándicap: no puede plegarse y meterse en la mochila. En todos los otros aspectos es mucho mejor, especialmente indicada para aquellos senderistas que tengan problemas de rodilla o tobillo que les causen dificultades en los descensos acusados. En lo que respecta a la lanza de “salto”, la de tamaño medio o largo, también sirve en otros montes, pero mejor si son de naturaleza volcánica muy escarpada. Ejemplo: una lanza larga sirve perfectamente para bajar a campo través los montes del valle de Benasque u Ordessa, aunque es mucho mejor en los montes de Santo Antao (Cabo Verde), pues estos últimos son volcánicos.

B) La relación con los otros deportes de montaña hasta ahora ha sido nula o escasa, debido a que estábamos enfrascados en las tareas de estudio y recuperación. Además, los grupos de salto se han centrado hasta ahora mucho más  en el aspecto  “extremo” de este deporte, haciendo pocos senderos y muchos “a campo través” de alta dificultad. Pero recientemente hemos comenzado en nuestro grupo, con cierto éxito, a hacer salidas conjuntas con grupos de senderistas y montañeros federados. Especialmente ha sido interesante analizar lo ya explicado en el párrafo anterior: el uso  ventajoso de la lanza corta en el senderismo en lugar del bastón tradicional o del artificial plegable. Además, se ha visto que el senderista que  adopta la lanza corta para sus salidas, puede posteriormente, si quiere, pasar con facilidad a practicar también el salto del pastor con lanza media o larga, por ser idéntica la técnica a utilizar.

C) Como herramienta de trabajo, una vez desaparecido el pastoreo en el monte, se han visto varias posibilidades. Cuando en los años 50 se creó el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente, muchos antiguos pastores obligados a salir de este lugar, fueron contratados como guardias del parque. Y siguieron usando la lanza para desplazarse en su nuevo trabajo en los mismos montes que antes pastoreaban. Pero la mayoría de ellos ya han muerto o se han jubilado, y la nueva generación de trabajadores apenas conoce esta técnica. Nos hemos planteado en nuestro grupo “Jurria Tenerra de Salto del Pastor”, ofertar la posibilidad de impartir cursos sobre esta técnica a los nuevos empleados que trabajen en el monte y que lo deseen. En ello estamos a ver si las autoridades aceptan nuestra propuesta.

Otra posibilidad son los equipos de rescate en la montaña. En concreto, ya una buena parte del grupo de rescate en nuestra isla ha comenzado a usar esta técnica cuando se producen pérdidas o desapariciones de personas en zonas de montaña de difícil acceso. E incluso algunos cazadores de caza mayor (arruíes y muflones) llevan en sus salidas una lanza corta o media….

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay puntuaciones)
Loading...

28 Respuestas

  1. La verdad es que si me cruzo con un grupo de senderistas con esos bastones tan largos con esas puntas me acojono y salgo corriendo jejeje

    En serio, es interesante pero no creo que me atreviera, al menos a utilizarlo para bajadas. El primer vídeo que hay es tremendo, son desniveles de fácilmente 5 metros y saltan como si nada… me pregunto ¿no se queman las manos? ¿no es perjudicial para las muñecas absorver todo el peso del cuerpo para frenar la caida libre?

    Sin embargo para las subidas lo veo util, como si de un bastón de trekking se tratara es interesante para tener un tercer punto de apoyo que sabes que no va a fallar (muchas veces los bastones de trekkins se cierran)

    Pero ya te digo, la bajada no me convence, había visto esa técnica en no recuerdo qué blog y me pregunté lo mismo, me parece dificilisimo coordinar el tema para no acabar catapultado a un precipicio.

    Interesante artículo, si señor.

    Saludos!

    • Raul dice:

      Jeje, igual que yo. Antes de conocer este tema si veo a alguien por montaña con una lanza asi…..

      Viendo como se mueven y la eficacia del metodo seria incluso para plantearselo. No parece que tengan problemas de muñecas o quemaduras, cogiendola bien sin problemas y con un poco de callo en la mano, tampoco es mucho recorrido el que se hace.

      Un saludo!

      • martelo dice:

        Eso es porque no se frena con las manos. Se frena con el Cuerpo. Enroscandolo al rededor del garrote, o frenando utilizando la mayor cantidad de área útil de nuestro cuerpo, es decir, piernas, cuadriceps, gluteos, abdomen y por ultimo brazos. Es algo tan sutil que no se aprecia en el video, tienes que practicarlo.

  2. Tomas Ramos dice:

    Si me lo permiten, unas aclaraciones a las dudas que vayan surgiendo entre los interesados en nuestro deporte vernáculo de montaña. No es normal que nos quememos las manos porque la lanza o astia se cuida un montón, se pule muchísimo y se le da un poco de grasa. Pero en caso de necesidad, por ejemplo un día de mucho calor que calienta la lanza, pues se usan unos guantes de cuero suave, como los que jardinería. El tacto no es tan bueno como la mano, pero sirven. Otra cosa, la muñeca, si la técnica es correcta, no sufre impacto. Es un tema de posición, no de fuerza: al pegar la lanza al cuerpo, la madera roza y frena en varios puntos: las manos, el pecho, el interior de los muslos. Piensen en cuando un bombero baja deslizándose por el tubo de emergencias. El roce es parecido pero la posición de manos es distinta. Es sobre todo un deporte de equilibrio. Por ejemplo, mi hija de 10 años ya salta un poco desde hace un año, y no es fuerte, pero sí ágil. Uno de los miembros de nuestro grupo, Jurria Tenerra, que se ve el en vídeo de youtube de La Caldera de Taburiente (todos con camisa naranja fluorescente) tiene 17 años, es ya un veterano con mucha experiencia y empezó con nosotros hacia los 12 años. El salto del pastor sólo necesita tres cosas: equilibrio, amor al monte y ser juicioso para saber en cada momento cuáles son tus límites. Lo demás lo da la experiencia.

  3. Me parece super interesante, sin duda. Es impresionante ver cómo saltan en el primer vídeo, no lo puedo dejar de ver.

    Muchas gracias Tomás!!!

  4. joana dice:

    Este tipo de deporte lo conocí en un viaje a Canarias que hice hace más de 10 años. Fue en la isla de la Gomera donde el guía turístico (Isidro, creo que lo recordaré siempre) nos explicó como iban de una parte de la isla. Es perfectamente comprensible teniendo en cuenta la orografía del terreno. Aprovecharon también y nos hicieron una exhibición del “silvo”. Guardo un grato recuerdo de aquella tierra. Volveré.

  5. Tomas Ramos dice:

    Un aspecto que nos preocupa a los practicantes del salto del pastor es que mucha gente se siente atraída especialmente por la parte “espectacular” de este deporte-tradición, que da lugar a que se fijen especialmente en los saltos “a regatón muerto” (salto al vacío). El buen saltador se reconoce no por los metros de altura que desciende en un solo brinco, sino por la suavidad con la que llega al suelo, y por el hecho de lograr superar zonas dificultosas con la máxima rapidez, mínimo esfuerzo y mínimo riesgo. Es decir, convertir lo difícil en fácil. Si sólo vemos la parte espectacular y extrema de esta técnica de desplazamiento, al final creerán que es algo solo asequible para superdotados, locos o amantes del peligro, y nada más lejos de la realidad. Repito: amor al monte y equilibrio. No se necesita nada más. Hace años tuve ocasión de conocer a un viejo pastor de La Caldera, hoy anciano y enfermo. Me reconocía que él nunca hacía “regatón muerto” debido a su constitución física: muy alto y corpulento, con mucho peso. Sin embargo, en nuestro grupo de aficionados al salto no hemos logrado todavía recorrer algunas de las vías de montaña que él superaba con frecuencia, como el conocido “Risco Liso” de la Caldera de Taburiente: más de 500 metros de pared casi vertical.

  6. Aka dice:

    Tremendo! Però no me veo con semejante palo subiendo un pico de los pirineos…, el peso, la voluminosidad del mismo, etc…, aunque para terrenos y en según que momentos debe ser magnífico cómo ilustran los videos…
    Enhorabuena por la recuperación de tan ancestral artilugio!

  7. Tomas Ramos dice:

    Sigo con aclaraciones para todo lo que quieran saber sobre el “salto del pastor”: TERRENO APROPIADO O NO:- El salto del pastor no sirve para lugares con vegetación espesa (irías chocando la lanza con las ramas), no sirve para hielo y nieve, no sirve para zonas de roca desnuda pulida que no tenga al menos pequeños huecos, grietas o agujeros con algo de tierra o hierba. Para el resto de las situaciones es adaptable. La clave es siempre que la punta del regatón tenga lugares seguros donde afianzarse, aunque sean minúsculos. PESO, VOLUMINOSIDAD. En estos vídeos sólo se ve un tipo de lanza, la más larga (3,5 a 4 metros), pero fluctúan desde 2 a 4. El saltador veterano suele tener varias lanzas variadas en su casa para sacar en cada momento la que mejor se adapta al lugar o la ruta que desee hacer. Por ejemplo, yo tengo 10 lanzas, de todas las medidas, grosores, pesos, etc. El peso es mucho menos de lo que parece, pues se busca con cuidado una madera que sea flexible, fuerte y ligera a la vez. Cuando alguien va a construirse una lanza es normal que vaya hasta semanas diariamente a un lugar de venta de madera para inspeccionar lo que va llegando hasta escoger un trozo en concreto. Para algo que se conserva toda la vida (la lanza) y que incluso pasa de padres a hijos, vale la pena ser cuidadoso en su elección. He visto lanzas de maderas ya negras por la edad, que las usó el abuelo pastor, pasaron al hijo pastor, y hoy la usa el nieto (ya no pastor), pero saltador.
    P.D. Cualquier otra duda, seguiré informando.

  8. wulfgar84 dice:

    Enhorabuena por realizar una labor de difusión tan buena Tomas Ramos, se nota que forma parte de ti, jejeje. Ojala todo el mundo hablará así de sus tradiciones y mostrará interés en realizar todo tipo de aclrciones al respecto.
    Me ha sorprendido este deporte y tradición y de decir que algún día lo probaré. Me recuerda al típico bastón de monjes orientales de antaño.

    Saludos

  9. Tomas Ramos dice:

    Pues para despedirme decir que si algún senderista montañero de este blog visita algún día la Palma, pues sólo tiene que preguntar en el Valle de Aridane por la Jurria Tenerra, o por Tomás Ramos, Cecilio, Alberto, .. o por los que todos los fines de semana están en la Caldera de Taburiente con las lanzas) y seguro que les dirán cómo y dónde encontrarnos. Los guardas y demás trabajadores del Parque Nacional nos conocen de sobra. Podremos enseñarles lugares recónditos que nadie visita, y si quieren ver el salto del pastor en directo, pues encantados. Un saludo y hasta pronto.

    • Raul dice:

      @Tomas Ramos,

      Gracias por toda la información aportada al artículo, tus comentarios resolviendo algunas cuestiones… desde luego que el salto a creado interés y espero desde aquí haber contribuido a su difusión.

      Cualquier cosa ya sabes 😉

  10. Kepa dice:

    Les he visto varias veces en la tele y me parece algo impresionante. Y terriblemente util. hasta parece divertido jejeje

  11. Rafa Vidaurre dice:

    El pasado día 8 de agosto tuve la suerte de conocer a Tomás Ramos, que nos hizo a mí y amis acompañantes una pequeña demostración de la técnica del Salto del Pastor. Tengo 58 años y practico la montaña y la escalada desde la juventud. Creo firmemente en esta técnica para desplazarse campo a través por la montaña.
    Tengo dos preguntas:
    Una es cómo puedo yo hacerme una lanza aquí en Valencia y otra si sería utilizable en nuestras laderas, que suelen estar pobladas de monte bajo espinoso, fundamentalmente aliagas. También existen numerosas pedreras con resaltos verticales de mayor o menor altura. La longitud que creo ideal para mí es entre 2,5 y 3 metros, ¿es correcto? y mi objetivo es descargar a mis rodillas y tobillos que ya empiezan a quejarse.

    • Raul dice:

      Hola Rafa:

      Yo también me lo he planteado alguna vez para moverme por las montañas de Valencia, quizá si hubiera alguna facilidad como cursos o donde conseguir las lanzas… quizá lo mejor seria preguntarle a Tomas directamente.

      Saludos!

    • Tomás Ramos dice:

      ¿Rafa Vidaurre? Supongo que serás el navarro que conocí en la bajada del Reventón en La Caldera, ¿no? Fue un placer charlar con una persona tan entendida en temas de montaña como tú. Un saludo afectuoso. Pues con mucho retraso contesto, porque no había vuelto a releer este artículo del blog desde hace tiempo. Pues en Valencia como no conozco el tipo de monte, no te puedo decir mucho sí es muy adaptable o no. Normalmente con el salto del pastor decimos : “por donde pasan las cabras, pasa el pastor”. Es decir, que si el monte bajo está algo cerrado zizagueamos entre el matorral por las veredillas y caminitos, como harían las cabras. Algunas veces el matorral (o en nuestro caso en Canarias las tuneras o chumberas llenas de picos y púas) los evitamos dando saltos con nuestra lanza. Y siempre vamos con pantalón largo bien recio, porque a campo través siempre hay maleza. Las pedreras suelen ser buenas para usar la lanza, y esos resaltes verticales pues depende de la altura que tengan. Hasta 4 o 5 metros no suele haber problemas. A partir de ahí hacia arriba mejor no hacerse el héroe y zigaguear en busca de una vía de menos altura. Claro que una pared incluso muy alta, si tiene pequeños salientes donde poner la punta del regatón, se baja o sube haciendo varios saltos, dependiendo del nivel de técnica y seguridad del saltador. Creo que en este blog hay algunas fotos que lo demuestran. ¿Aprender la técnica? Evidentemente cuando uno empieza ya tarde y bastante adulto a un deporte, como es éste, pues no llegará nunca uno a ser de un nivel alto, aunque si tienes experiencia en el monte (tu caso) y lo ves útil, pues puedes llegar a defenderte con ella bastante bien. Yo recomiendo a los montañeros ya veteranos que no vayan a intentar aprender directamente la lanza larga: se exponen a coger defectos y a tener un posible accidente. Lo mejos es empezar con la lanza corta. 2,5 metros estaría bien. ¿Cómo aprender? Dudo mucho que con ver videos se pueda aprender, especialmente los pequeños trucos que da la experiencia del día a día del que enseña. Lo mismo de fabricarse uno mismo una lanza. Dudoso que con un vídeo se haga correctamente. Yo estoy dispuesto a enseñar al que lo desee, siempre que le guste la montaña y sea respetuoso con la tradición, no buscando alterarla ni convertirla en otra cosa rara, como un deporte extremo de exhibición y esas cosas. Por ejemplo, ahí en Valencia una gente de la Casa Canaria de Manises quiere aprender salto del pastor (ya practican otros deportes canarios) en contacto con Canarias y tal vez, aprovechando sus visitas a los familiares en Canarias, a La Palma, puedan ponerse en contacto conmigo y con la federación de salto para tal vez formar una jurria (grupo) federado. En Navidad creo que podría haber contactos. Con respecto a mi, Rafa, yo tengo pensado ir a Euskadi este verano 2011 y pasarme la última semana de Julio en el Parque Natural de Urkiola practicando salto del pastor en el Anboto, y demás montes de la zona. Si te apeteciera y pudieras hacerme compañía seguro que lo pasaríamos bien y entonces si podrías conocer esta técnica de primera mano. Es más, tengo una lanza en casa de un amigo vasco (aparte de la que yo llevaría) que podrías usar. Y de tus problemas con las rodillas, te lo garantizo por propia experiencia: si se aprende bien la técnica de lanza corta (2 metros son suficientes), aplicándola correctamente en los descensos, tienes garantizado que el esfuerzo que haces es menor que caminar por la acera de una calle totalmente horizontal: todo el peso de tu cuerpo pasará al rozamiento de la lanza contra palmas de las manos, pecho y muslos. Doy permiso escrito al titular del blog para que te facilite mi correo electrónico, si es que no te lo dí cuando nos conocimos. Un saludo y , espero, hasta pronto.

      • Carlos dice:

        Tomás:
        Yo hace años que le rondo a la idea de conseguirme una hastia de 2,5 metros para seguir en la montaña practicando con ella.
        Soy y estoy en Barcelona, pero prontito me iré a vivir a las serranías de Salamanca.
        Te pido ayuda para hacerme con una lanza, pues si no acabaré haciéndomela yo y ahí ya entonces intervendrá la suerte de que acierte o ……. o me descalabre.
        Gracias.
        Te puede dar mi correo el interventor de esta web. Le autorizo.
        Gracias.

        • Ramos dice:

          En internet, en youtube hay bastante material sobre este deporte-tradición del salto del pastor, filmado y con textos, como habrás podido comprobar, sobre aprendizaje, fabricación, técnicas, etc. Pero lo adecuado y más correcto sería que si tienes interés, lo vieras in situ si vienes alguna vez a Canarias, sobre el terreno. Puedes ponerte en contacto con la Federación de Salto, o conmigo mismo. Mi correo es masiramos@hotmail.com. Escríbeme aqui y hablamos con más detalle.

        • Ramos dice:

          Por cierto, que se me pasaba un dato. Si no cambio de planes por causa de fuerza mayor, voy a estar bien cerca de Salamanca, en concreto en Urkiola en la País Vasco, haciendo salto del pastor en la última semana del mes de julio de este próximo verano, quedándome en una casa rural-restaurante que está dentro del mismo parque natural de Urkiola. Podríamos vernos y hablar. Repito, escríbeme a masiramos@hotmail.com, y hablamos.

    • Tomás Ramos dice:

      ¡La ostia, Rafa Vidaurre! Acabo de buscar en google tu nombre y si eres el Rafael Vidaurre que ha estado toda la vida por esos Hilamayas y por ahí, bueno estoy yo para ir de “maestro” (ja, ja) a darte consejos sobre montaña a alguien como tú, con tu experiencia. Pues mira, con tu pedigrí seguro que a pesar de tus 58 años (yo tengo 52) podrías si te empeñas llegar a ser un saltador de lanza de un nivel más que aceptable. Y como me supongo que estarás comiéndote el coco pensando qué va a ser de tí, que amas la montaña, cuando la espalda, rodillas, tobillos empiecen a dar la lata en el monte, pues ahora sí que te recomiendo todavía más el salto del pastor. Esta técnica permite alargar la vida montañera, mientras no haya sobrepeso o artrosis graves, en más de una década. Yo conozco a viejos cabreros (no sé si te lo conté) de más de 70 años e incluso de ochenta que hacen todavía maravillas en el monte, llegando a sitios impropios de su edad. Es más, te pongo otro ejemplo, el presidente de nuestro club tiene un grave problema de salud que le ocasiona una anemia crónica, amén de tener una severa artrosis en un tobillo por un accidentte con fractura que tuvo hace años. Como senderista ya está prácticamente fuera de juego, pero como saltador de lanza, gracias al menor desgaste físico que hay en los desplazamientos en el monte con esta técnica, todavía está bien activo. Pues te lo repito, sería un honor para mi enseñarte esta técnica. Tenemos que buscar la forma de compartir unos montes durante unos días. Si te vale lo de Euskadi en julio próximo, estupendo. Si no, ya buscaremos otra manera. Saludos de nuevo.

  12. ARCADIO MUNGUIA dice:

    DONDE PUEDO COMPRAR EL PALO DEL GARROTE DE TRES METRO EN CANARIAS

    • Ramos dice:

      En las islas Canarias, especialmente donde más se practica el salto, que son La Palma, Tenerife y Gran Canaria, cada club o colectivo o como nosotros lo llamanos, “jurria”, pueden indicar quién o quiénes son los artesanos que les venden a ellos las lanzas. En la página web de la federación de salto del pastor, “saltodepastorcanario.org” hay un listado de artesanos de lanzas y regatones (puntas), pero hoy he visto que no está accesible, no sé si es que está en reparación la web. Pero en google, poniendo solo la expresión “jurrias de salto del pastor canario”, salen las páginas web de varios colectivos de saltadores, y la forma de contacto para hacer cursos de iniciación, conocer cuál es el artesano que les suministra el material, etc. Saludos, Sr. Arcadio Munguia. ¿Eres vasco?.

  13. jose manuel dice:

    el salto del pastor lo creo mi padre en el año 1985 con un grupo de chicos de la villa de la matanza de acentejo y de aki se espandio para las islas mi padre se llama manuel el cabreo la matanza

  14. jonay dice:

    Wenas, soy majorero y conozco y practico esta técnica desde pequeño, aún recuerdo a mi abuelo siempre con su lanza y el perro bardino. Me preció muy interesante la información que ofreces y sobre todo que se abran fronteras y se conozca esta técnica tan ancestral como útil mas allá de canarias o de un reducido colectivo que aun conservan esta tradición, por ello me pareció más que interesante el programa de tv discovery channel al que haces referencia, pero por mas que intento buscarlo, no encuentro nada, por ello agradecería si me pudieras facilitar algún enlace donde ver el programa o algún artículo relacionado.
    Felicidades por el blog y muchas gracias de antemano
    Un saludo desde Fuerteventura

    • tomas ramos dice:

      Cierto es que no he localizado ultimamente el programa de discovery channel. Tal vez yendo directamente a los fondos del canal este lo tengan archivado. Primero lo publicaron hace unos cuatro anos en los paises anglosajones, luego en Francia y por ultimo, hace unos doce meses, en Espana en la 2 de TV. Se titulaba “las islas espanolas” porque trataba primero de Balerares y luego de Canarias, una por una. Al final los ultimos 20 minutos eran de La Palma y del salto del pastor. Tal vez por ahi lo puedas encontrar. Si averiguo algo, lo hare saber.

  15. pablo dice:

    hola, estoy interesada en practicas este deporte.soy de tenerife y me gustaria saber donde puedo comprar por aqui la lanza.muchas gracias

  16. pablo dice:

    hola, estoy interesado en practicar este deporte.soy de tenerife y me gustaria saber donde puedo comprar por aqui la lanza.muchas gracias

  17. Julián dice:

    Acabo de encontrar este artículo y es impresionante. Tiene que ser una experiencia increíble solo con ver la lanza de ese tamaño jajajaj. La verdad es que es una técnica muy peculiar que cada vez se está extendiendo más por el territorio español. Yo solo me dedico, por ahora, a eso del senderismo y las raquetas de nieve, y ya me parece bastante complicado jejejej. Todas mis rutas y experiencias las empecé en http://www.amadablamaventura.es/inicio y ya a partir de ahora suelo hacerlo por libre porque al resto de mi familia ya no puedo engañarlos para que se vengan conmigo. Yo estoy por territorio madrileño, pero no sé si por aquí se podrá encontrar hacer este tipo de rutas con el salto del pastor.

    un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest