Tener cumbres hechas

Un ocho mil no sólo te pertenece cuando has vuelta a abajo, mientras tanto tú le perteneces a él.

Kurt Diemberger

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay puntuaciones)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest