Un día en Richmond

761px-Richmond_Hill,_UK

761px-Richmond_Hill,_UK¿Estás planeando el itinerario para tus próximas vacaciones en Londres? Si tu estancia es bastante larga, o si ya has viajado varias veces a la capital del Reino Unido, no olvides incluir en tu plan algunas localidades que se encuentran fuera del centro más conocido. Londres es tan rica de atractivos –inmensos museos de fama internacional, galerías de arte, mercados y centros comerciales, monumentos y lugares de interés – que es difícil pensar que nos alcance el tiempo para salir del centro y explorar los alrededores. Pero Richmond, localidad de elegancia, belleza y auténtico pulmón verde ubicado en un meandro del río Támesis, merece una jornada de nuestras vacaciones.

Para quienes se alojan en Londres (consejo siempre HouseTrip para alquilar a corto plazo), es muy fácil llegar a esta localidad, que se encuentra en el municipio de Richmond upon Thames, en el suroeste del Gran Londres, a 13 kilómetros de Charing Cross, una de las estaciones de tren más importantes de la capital. Se puede llegar cómodamente también en metro, en 20 minutos saliendo del centro de la ciudad.

Kew_Gardens_Palm_House,_London_-_July_2009¿Por qué visitar Richmond? Primero, porque acá se extiende el más grande de los 8 parques reales de la capital británica: Richmond Park, con sus 1.000 hectáreas de colinas, bosques y prados, ha sufrido muy pocos cambios a lo largo de los siglos. Cada año, millones de personas (londinenses y turistas) visitan esta Reserva Natural Nacional, que ha sido declarada también sitio de especial interés científico, donde viven alrededor de 600 ciervos, entre antiguos árboles y paisajes pastorales.  Es un lugar perfecto para pasear, hacer un pic nic, relajarse en la naturaleza y, desde King Henry’s Mound, el punto más alto del parque, admirar una vista panorámica impresionante de la Catedral de St Paul, en el centro de Londres.

Imperdibles son también los jardines botánicos reales de Kew Gardens, con su impresionante colección de flores tropicales y el invernadero victoriano más grande del mundo. Hay también interesantes edificios en las cercanías, como Ham House, antigua mansión que cuenta con una antigua historia y hermosos jardines, Marble Hill House o Strawberry Hill House. Si tienes bastante tiempo, puedes visitar también uno de los museos de la localidad, como el Museo del Vapor, el Museo de la Música o el Museo de Richmond.

Por las sugestivas calles adoquinadas de Richmond encontrarás innumerables pequeños comercios de todo tipo, desde alimentos hasta libros y antigüedades. Puedes visitar también una de sus numerosas galerías de arte, como la Riverside Gallery, la Orleans House Gallery o la Richmond Hill Gallery. Y si decides pasar la noche en Richmond, mira la programación de su teatro, que es uno de los más importantes de Londres y propone diferentes tipos de espectáculos, desde ópera y teatro hasta baile y musicales.

Pin It on Pinterest